¿Cómo bañar a tu perro de vacaciones?

20 de agosto de 2018
PERROS SUCIEDAD PELO SIN BRILLO MAL OLOR

A lo largo de todo el tiempo que convivimos con nuestros perros existen diversas situaciones en las que la hora del baño supone una complicación - o, directamente, algo desaconsejable -. Sucede cuando nuestras mascotas son aún cachorros y se ensucian con mucha frecuencia, o cuando tenemos a un perro convaleciente que no puede tomar un baño normal. 

También, aunque no sea lo más usual, existen peludos a los que no les hace ninguna gracia la idea de mojarse; y finalmente, algo tan común como marcharnos de vacaciones con nuestras mascotas, que éstas se ensucien, y no disponer del tiempo o los medios para proceder a un baño convencional.

Es por esa razón que resulta muy útil disponer de un sistema de aseo efectivo y rápido con el que poder limpiar a nuestras mascotas sea el momento que sea. Para estas y otras situaciones, aconsejamos emplear el Shampoo Espuma Seca nueva fórmula de Sano&Bello de Bayer, que se presenta como una cómoda opción para un buen lavado en seco práctico y sin complicaciones.

 

La limpieza en seco para tu mascota

Cuando viajamos con nuestros perros, sea la época del año que sea, es normal que estos tiendan a ensuciarse. Excursiones, paseos, baños en lagos y playas… cada vez son más las actividades que podemos realizar con ellos, pero una mayor actividad implica más posibilidades de que necesiten al menos un lavado parcial que les libre de la suciedad acumulada a lo largo del día.

Es por esa razón que el baño en seco se presenta como la opción más adecuada para mantener limpias a nuestras mascotas. Usar un producto como el Shampoo Espuma Seca de Sano&Bello nos permite llevarlo cómodamente con el resto de pertenencias del animal; además, el envase está diseñado para facilitarnos la tarea del baño en seco, ya que la espuma que se genera es ligera y esponjosa, de manera que la experiencia resulta agradable tanto para nosotros como para el can.

 

¿Cómo bañamos en seco a nuestro perro?

Para bañar en seco a nuestro perro, primero tenemos que agitar un poco el envase. Como es normal que el animal esté algo sucio de tanta actividad, la mejor manera de proceder es ir utilizando el producto por partes. De esta manera, el proceso es más sencillo y se consigue una limpieza total de forma cómoda, ya que el shampoo no moja. Para terminar, tan solo hace falta frotar con un paño seco la parte enjabonada, para que la suciedad se quede adherida al paño y el perro esté bien aseado.

Después de un baño en seco, nuestras mascotas consiguen tener un pelaje limpio y, además, brillante. Y como el proceso es tan sencillo y rápido, en cuanto lo vuelvan a necesitar, pueden volver a recibir otro lavado similar. Una manera rápida y cómoda de asear a nuestras mascotas sin tener que detenerse durante demasiado rato.

 

Baños en seco en cualquier época del año

Los baños en seco resultan una opción adecuada en cualquier época del año; mientras el verano constituye el periodo en el que se viaja más, en estaciones como el otoño o la primavera es más fácil que llueva y que el terreno esté embarrado, de modo que también es útil tener un sistema de lavado rápido con el que poder retirar la suciedad parcial de las patitas. En Sano&Bello te proponemos el Shampoo Espuma Seca porque gracias a su nueva fórmula y a su aplicador renovado, mantener limpio a tu perro resultará más fácil que nunca.

Últimos consejos del Blog

16 de noviembre de 2018

Aunque en toda regla hay excepciones, la mayoría de gatos se resisten al baño y para muchos dueños puede convertirse en un auténtico calvario.

07 de noviembre de 2018

Prestar atención a la salud bucal de nuestras mascotas es imprescindible para garantizar su calidad de vida; en el caso de los perros, no solo necesitan sus dientes para masticar, sino también para jugar, sobre todo en las etapas más tempranas de su vida, por lo que es esencial evitar el deterioro prematuro de la dentadura.

05 de septiembre de 2018

A lo largo de todo el tiempo que convivimos con nuestros perros existen diversas situaciones en las que la hora del baño supone una complicación - o, directamente, algo desaconsejable -. Sucede cuando nuestras mascotas son aún cachorros y se ensucian con mucha frecuencia, o cuando tenemos a un perro convaleciente que no puede tomar un baño normal.